La Pastelería Izar abrió sus puertas en el año 1949. Hortensia Izar de la Fuente fue la fundadora del establecimiento. Más tarde se encargaron sus hijos Jose Luis Martin y el tío Angel.

La cara conocida de la Pastelería es Miren, la encargada de la tienda. "La rubia", como muchos clientes la conocen, lleva trabajando más de 30 años, y también forma parte de la familia de los pasteleros.

Mantener la delicadeza y el cuidado en la elaboración de cada uno de los productos, no es sólo cosa de tres, la Pastelería Izar cuenta con un equipo de 13 profesionales que trabajan día a día para que todos sus clientes disfruten de estos dulces artesanos.


Nuestros clientes no son sólo para un día, queremos que vuelvan, y saber que repiten es lo que nos hace estar siempre al pie del cañón”.